Información

Solicita presupuesto de instalacion para tu punto de recarga - The Wallbox Store

Los cables de recarga son un elemento imprescindible a llevar en un vehículo eléctrico. Apenas ocupan espacio en nuestro maletero y nos permiten utilizar la infraestructura pública de recarga en las ciudades que dispongan de ella, para poder realizar recargas rápidas de la batería de nuestro coche eléctrico.

¿Qué es un cable de recarga para vehí...

Los cables de recarga son un elemento imprescindible a llevar en un vehículo eléctrico. Apenas ocupan espacio en nuestro maletero y nos permiten utilizar la infraestructura pública de recarga en las ciudades que dispongan de ella, para poder realizar recargas rápidas de la batería de nuestro coche eléctrico.

¿Qué es un cable de recarga para vehículo eléctrico?

Un cable de recarga es, com su propio nombre indica, un cable eléctrico que nos permite conectar nuestro coche eléctrico a un punto de recarga, para así recargar la batería.

No es un cable inteligente, es decir, no dispone de electrónica. Simplemente es un cable de características especiales para conectarse exclusivamente en puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Tipos de cables de recarga

En Europa la infraestructura básica de recarga se basa en puntos de recarga con conector Tipo 2 (o Mennekes) hembra, de forma que conectando un cable con conector macho en un extremo y conectando el otro extremo con otro conector hembra al conector del vehículo, podremos recargar en Modos 2 o 3 nuestro vehículo eléctrico.

Por lo tanto, y dado que en el mercado encontramos vehículos con conector Tipo 1 y Tipo 2, los cables de recarga siempre están disponibles en dos tipos diferentes: conector Tipo 2 a Tipo 2 o conector Tipo 2 a Tipo 1.

Para saber más, leer el siguiente artículo sobre conectores en vehículos eléctricos.

Amperaje en cables de recarga

Suelen encontrarse en 16A y 32A, tanto en monofásico (Tipo 1 y Tipo 2 hasta 7,4kW de potencia de carga) como en trifásico (sólo en Tipo 2, para potencias de recarga de 11kW y 22kW).

Lo recomendable es siempre disponer de un cable al menos a 32A en monofásico, ya que la mayoría de vehículos hoy en día ya recargan a esa potencia.

Por otro lado, si compramos un vehículo eléctrico con conector Mennekes o Tipo 2, conviene comprar además el cable trifásico, porque así ya nos sirve para un futuro en el que las recargas trifásicas semi-rápidas sean algo habitual, y se extienda en más modelos de vehículo eléctrico.

Para saber más, leer el siguiente artículo sobre tipos de recarga y potencias de recarga.

Más

Cables de recarga Hay 14 productos.

Mostrando 1 - 14 de 14 items
Mostrando 1 - 14 de 14 items